Páginas

Curso 2016/17

miércoles, 6 de diciembre de 2017

OCTAVO EJERCICIO. LENTEJAS



Características: 

Plazo de entrega hasta el 15 de enero de 2018.

En el texto deberá aparecer la palabra LENTEJA o LENTEJAS. 

Extensión mínima de 100 palabras y máxima de 200 palabras. 

Para su redacción deberá utilizarse un procesador de textos compatible con Microsoft Word. El formato será A4 con margen a cada lado de 3 cm. Deberá estar escrito en castellano y en letra New Roman, tamaño 12 e interlineado 1,5. 

Toda la información en:
http://www.escritores.org/recursos-para-escritores/21897-v-concurso-de-microrrelatos-qlenteja-de-tierra-de-camposq-espana

Buen provecho :)

SÉPTIMO EJERCICIO. CONTINUAR ESTE TEXTO DE ALMUDENA GRANDES.

FECHA LÍMITE: 31:01:2018
La vida de Mel 

A primera vista, nadie habría dicho que era una mujer guapa. Tampoco era muy alta pero lo parecía, porque sus piernas eran ligeramente más largas de lo que correspondía al tamaño de su tronco, tanto como sus brazos e igual de hermosas. 

        Cuando llevaba menos de una semana trabajando en el bar, alguien la definió como una falsa delgada y aquella ocurrencia triunfó, porque explicaba los misteriosos contrastes de su cuerpo, la cintura breve y flexible de una adolescente, los pechos redondos, pesados y juveniles, las caderas anchas de una mujer madura sin un gramo de grasa de sobra. Eso, lo que podían ver, era todo lo que sabían de ella. Se cruzaban apuestas sobre su edad, que los más optimistas situaban por debajo de los treinta y los más escépticos llevaban más allá de los cuarenta. También sobre su nombre, aunque ese abanico era más estrecho. La llamaban Mel, tal vez de Amelia, quizás de Melisa, aunque nadie podía descartar que hubiera escogido un diminutivo al azar con la única intención de despistar. Nadie se interesó por ella hasta el tercer día en el que se encargó de atender las mesas. Hasta entonces ningún parroquiano le había prestado mucha atención. El pelo teñido de rubio, los ojos marrones, la nariz larga, la barbilla apuntada, una chica como tantas, se dijeron. Pero al día siguiente repararon en la gracia con la que se movía, una armonía íntima, secreta, que imprimía a sus movimientos un ritmo peculiar, como si bailara al ritmo de una música que sólo ella escuchaba. Y sin embargo no era simpática. Aunque trataba bien a los clientes, ahorraba palabras y sonreía lo justo, ni mucho ni poco, nunca del todo. Cuando sus labios se curvaban, detrás de unos dientes blancos, intachables, asomaba una sombra, la huella de un dolor pequeño y constante. Así intuyeron que aquella mujer había vivido de más, que cargaba con más peso del que parecían soportar sus hombros. Y Mel se convirtió en el asunto más importante de todos los días, pero si su jefa conocía su pasado, nunca lo traicionó.

 – Es honrada, trabajadora… –María fijaba la vista en la bayeta con la que limpiaba el mostrador y siempre respondía igual a todas las preguntas–. Muy buena chica. El único cliente que averiguó algo más nunca había hecho preguntas sobre Mel. Tampoco se pasaba la vida atornillado a la barra, aunque desayunaba en el bar todos los días, siempre con su compañero. Aquella mañana no había sido una excepción, pero media hora antes de que terminara su turno, Sánchez, que estaba delicado del estómago, vomitó en el pasillo de la comisaría, y cuando llegó el aviso ya se había marchado a casa. 

Aquella familia numerosa, hacinada en un piso de sesenta metros en una barriada del extrarradio, llamaba a la policía varias veces a la semana, por los motivos más variados y el mismo imperturbable resultado. Cuando el coche patrulla acudía, los padres ya se habían reconciliado, los niños habían aparecido, los hermanos habían dejado de pegarse o el gato había vuelto a la cocina sano y salvo. El agente Román estuvo a punto de no ir, pero en el último momento decidió que le pillaba de camino, que no tenía hijos que cuidar ni una mujer que se enfadara si llegaba tarde a casa, y que no perdía nada por echar un vistazo. La visita fue tan breve como de costumbre, pero tuvo una consecuencia inesperada. Porque cuando estaba bajando el último peldaño de la escalera, una mujer abrió el portal con su llave. Era Mel, pero no lo parecía. Al agente Román le costó trabajo reconocerla en aquella joven de expresión animosa, dulce y triste al mismo tiempo.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

HASTA AQUÍ. Ahora habría que escribir lo que sucede a continuación. 

Límite de extensión del texto añadido: entre 5.500 y 6.000 caracteres con espacios en Word de Microsoft (para contar los caracteres: Herramientas + Contar palabras); en ningún caso los relatos podrán superar la cifra de 6.000 caracteres con espacios. 

La temática girará en torno a un café y su relación con la cultura. 

Más información aquí: 

Noticia sobre esta convocatoria: 



miércoles, 22 de noviembre de 2017

SEXTO EJERCICIO DEL CURSO 2017/18. PROPUESTA DE ELENA CASERO. Poemas y canciones.



Escritura de un relato de unas dos páginas de extensión a partir de una canción o un poema. 

*No tiene por qué recrear la canción o el poema completo sino que se puede elegir tan solo un fragmento o estrofa. 

Los originales se agruparán en un dossier para que la escritora Elena Casero los valore y decida a quién entregar el premio del concurso de relato que lleva su nombre. 




Rafael Mesado al taller d'escriptura de la Universitat Jaume I

DIMARTS 5 DE DESEMBRE A LES 18.00 HORES





Rafael Mesado
Laberintos
Madrid, Huerga & Fierro, 2017.


Rafael Mesado (Betxí, 1962) publica en 1990 —en catalán— Poemari del silenci y L’espiral del dies, dos poemarios que marcarán su poética heterodoxa (orientalismo, filosofía, pintura y vanguardia) centrada en el descubrimiento de una cosmogonía herida pero en movimiento. En 2012, con Samsara da un gran salto cualitativo en su poesía y será ahora, con Laberintos —en español—, cuando certifique el tino, el rigor y la profundidad de su mensaje poético.


Este extenso poemario, el primero en lengua castellana de Rafael Mesado, está estructurado en diez partes relacionadas con sus estudios e inquietudes artísticas, literarias y de formación espiritual. El poemario debe el título a Juan Ramón Jiménez, en tanto que en Laberinto (1913) se decanta por expresar la crisis del ser humano y su relación con la realidad, así como la verdadera proyección del poeta como artista y creador en busca de la autenticidad.

Rafael Mesado somete el lenguaje poético a diversas técnicas compositivas, como si quisiera referenciar las últimas etapas de la poesía moderna. Sin apenas puntuación, salvo en el octavo apartado por imperativo de la prosa poética, el poema establece su propia sintaxis. Además, cabe advertir en la lectura de los poemas de este autor de secuencias con una separación mayor entre palabras o entre sintagmas dentro del mismo verso —a modo de cesura que sobreviene inopinadamente—, lo que invita a un paladeo que dota a las palabras, atrapadas en esas pequeñas islas flotantes, de un significado si no más profundo, sí más intenso en su inmediatez.

Al principio, “Samhadi” (en alusión al “samādhi” o estado de reflexión, meditación y recogimiento) supone una constatación de ausencias, de pérdidas, de objetivos dejados atrás; y de ahí ese recurso tan de T. S. Elliot de enumerar lo que ya no se tiene, la insistencia en lo desaparecido —incluso un poema lleva por título “Nada”— y en cómo en el instante en el que se recurre al encuentro con lo buscado este no se encuentra: “sin ti […] / sin mar […] / sin noche […] / sin tormenta […] / sin sol  ni miedo  ni oscuridad.” Será en el reconocimiento de todo lo que no hay donde se asuma la magnitud de la desolación que se genera; aunque, sin embargo, el mensaje no se hunde en la desesperación, sino que camina hacia la iluminación, el “Satori” zen, que desnuda al lenguaje con una actitud muy cercana a nuestra Mística, empecinada en describir lo inefable: “Caen las palabras como hojas / heridas por las saetas del otoño / se desnuda el lenguaje / en un desierto de colmena de viento”.

“Contraseñas” homenajea a través del diálogo a poetas, agitadores culturales o músicos que, de alguna manera, han protagonizado acercamientos a lo oriental (Alan Watts) y a la frontera difuminada en la que fluye la ensoñación, la marginalidad, lo onírico y, en suma, lo revolucionario, a aquello que nos conduce a un más allá, a un estadio superior desde el que divisar la luctuosa mediocridad de lo real. El poeta no duda en interpelar a André Breton, Arthur Rimbaud, Allen Ginsberg, William Blake, Gilles Deleuze, Patti Smith, Patricia Higsmith, Tristan Tzara, Valle-Inclán, Julio Cortázar, Aldous Huxley y a Carlos Edmundo de Ory, del que el poeta es uno de los máximos estudiosos. A parte de la vertiente culturalista que se encierra en estos diálogos, poblados de momentos biográficos que los sitúan en el vórtice de sus respectivas revoluciones (surrealismo, dadá, beat…), el elenco de autoridades abandera todo un teritorio en el que descansa la poética de Mesado tan inmersa en la búsqueda de lo interior a través de posturas rompedoras. Se trata, por tanto, de una invitación a no quedarse en la cáscara de lo que representaron los personajes citados, sino a descubrir lo que quisieron decir.

“Opacidades y transparencias” se centra en un lenguaje lúdico basado en el roce con las paronomasias y en la búsqueda del ritmo centrada en la reiteración de las palabras, sobre todo en posición inicial, abriendo el verso hacia una nueva definición —que no será la única en el poemario—, en una salmodia que avanza y descubre el secreto de la escritura: salir del laberinto mismo que la crea.

Así mismo, aprovecha el discurso poético para reflexionar sobre algunos conceptos del arte poética, como la esencia de la metáfora —“metamorfosis del sentido”—, y en cómo la poesía se desnuda del barroquismo para acceder a la verdad del cambio para seguir siendo lo que se es.

En “Juegos” se divierte con las palabras, con su ubicación en el espacio de la página, con la creación de neologismos que, en ocasiones, tras una vis cómica, esconden la profundidad de un mensaje que nos sobrecoge.  De ahí que entre aleaciones de signos de puntuación, aforismos, versos microrrelato (“Siempre viva / A la luna le han salido bigotes / de gato   De tanto respirar), onomatopeyas (“Pof”), poesía experimental (Mis labios te pronuncian / pronuncios que me labrician…”), metáforas definición (“Mentir es morir por dentro”) y fragmentos en cuasi glíglico.

En “Diez textos adosados siguiendo la técnica del enderezamiento” Mesado se ejercita en la contrafacta postista, en tanto que toma textos de autores conocidos (Blas de Otero, Carlos Bousoño, José Hierro, Jaime Gil de Biedma, Juan Ramón Jiménez, Ricardo Molina y Vicente Aleixandre) y los atomiza para, así, hacer progresar algunas palabras y, como en una correlación que reorganiza el caos les da una nueva distribución que, a pesar de su plurisignificación, no oculta el eco de los textos primigenios. Será en este apartado en el que pague explícitamente el peaje a Juan Ramón al convertir su “Color de jazmín” en “Calor de Delfín”.

En “Poemas de hospital”, de manera sobrevenida, como acomete la enfermedad, el poeta se abre sin vendajes al designio degradante del que nos informa. Tan solo con la lectura de los títulos —“Sangría”, “Trombosis”, “Enfisema”, “Analítica, “Taquicardia”, “Colapso”, “Morfina”…—, la lectura de estos epígrafes constituye una suerte de poema enumerativo que descubre la certeza de una convalecencia auspiciada por una “respiración artificial / el acordeón elástico del soplido / el oleaje eterno de poliuretano / mmmmm”.

“Algarabía” es una sucesión descriptiva que estalla en la página, que la inunda —poemas larguísimos— buscando una confusión de voces que ponga en claro esta amalgama con visos de automatismo léxico.

“Laberintos” está formado por poemas bloque con la caja tipográfica justificada, sin concesiones al hueco versal, con el texto dispuesto como un plano que invita a traspasarlo, y de ahí la insistencia en los caminos que conducen a la otra parte del cristal, del espejo de Alicia, de la realidad. Hay que ir más allá de estos “ladrillos”, a través de ellos, para alcanzar al signo, al silencio, al deseo, a la poesía y a la luz. A pesar de que esta sección alude al poemario de la primera etapa de JRJ —aunque hacia el final—, su escritura nos lleva más hacia la última fase del nobel español, concretamente a su libro Espacio.

En “Metapoemas”, Mesado se revuelve hacia el texto para reflexionar sobre su génesis y composición y desvelar la poética que lo perfila. El poema no es aquí más que un tránsito, un camino que filtra el acceso a la verdad más allá de las palabras y del silencio, los dos constituyentes inmediatos que lo forman.

Y en “Poemas líquidos”, como si se tratara de exprimir un leitmotiv (agua, lágrimas, lluvia, mar…) a través de imágenes atrevidas —casi greguerías, algunas— en las que el agua imparable se filtra (“fugitiva cual un agua entre hierba”, dirá Juan Ramón Jiménez) y da vida: “El agua siempre / circulará a través del secreto más escondido”. En esta parte, como colofón, las imágenes libérrimas inundan el poema como el reflejo de un caleidoscopio surrealista que se somete al vaivén, movimiento que nada cambia (recuérdese a Valéry), precisamente porque esa es su esencia, la permanencia del todo (naturaleza, amor, poesía…) mientras se descubren las galerías del laberinto que las funda.

En suma, Laberintos es un poemario profundo y meditado en el que Rafael Mesado ha concretado su diálogo con la realidad que le acecha y nos ha legado los restos de un naufragio que se aventura revelador.
PASQUAL MAS


miércoles, 15 de noviembre de 2017

QUINTO EJERCICIO DEL CURSO 2017/18. EL DESAFÍO POR LA ERRADICACIÓN DE LA VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES



TEMA: El desafío por la erradicación de la violencia contra las mujeres.

BASES: Pueden presentarse todas las personas que tengan algo que decir por la erradicación de la violencia contra las mujeres.

Los microrrelatos pueden presentarse en castellano o valenciano.

Los originales se pueden enviar a: microrrelatos.if@gmail.com

En el asunto debe identificarse: “Microrrelatario 2017”. Además, debe de incluir los siguientes datos: el nombre del autor-a/es-as; el título del relato; dirección postal y un correo electrónico de contacto. Los datos estarán en el cuerpo del mensaje.

Solo se aceptará un relato por persona. Si se enviara más de uno, la comisión elegirá el que más se adecúe a la convocatoria.

La extensión de los microrrelatos (prosa o poesía) no superará los 500 caracteres.

Se descartarán aquellos que sobrepasen esta extensión. Los que a juicio de la comisión encargada de leer los originales sean más adecuados serán publicados en el segundo microrrelatario de El desafío por la erradicación de la violencia contra las mujeres, que se editará en formato electrónico y con ISBN.

Plazo de presentación: hasta el 15 de febrero de 2018. La participación en El desafío por la erradicación de la violencia contra las mujeres supone la aceptación de estas bases.

lunes, 6 de noviembre de 2017

CUARTO EJERCICIO DEL CURSO 2017/18. CIEN PALABRAS EN UN METRO.





ESTE METRO NO LO PIERDO

Convocatoria: «100 palabras en un metro»

El relato tiene que comenzar con la frase que aparece en el título, pero no cuenta. Es decir, el límite de su extensión son 100 palabras sin contar: "Este metro no lo pierdo" que aparecerá al inicio.

Fecha límite: 30 de noviembre. 

Más información en:
http://www.tallerparentesis.com/2017/11/02/100-palabras-metro-3/


viernes, 3 de noviembre de 2017

TERCER EJERCICIO DEL CURSO 2017/18. ULTRAMAR

CARACTERÍSTICAS DEL TEXTO

Tema: ULTRAMAR

EXTENSIÓN 
Entre 2.000 y 3.000 palabras.

Solo un relato por autor.
PLAZO DE ENTREGA:
antes del jueves 21 de diciembre. 


viernes, 27 de octubre de 2017

SEGUNDO EJERCICIO DEL CURSO 2017/18. SANTANDER




PROPUESTA:
Un tema precioso: "El mar Cantábrico. Exactamente en Santander". Seguro que con solo esta referencia se os dispara la imaginación pero para que aún tengáis más imágenes en vuestra mente enumero algunos elementos a continuación.
Historias y actividades marítimas: astilleros, pescaderías, diques, el puerto, barcos, y también calamares gigantes, yates, traineras, marineros y remeros,  drakkars, vikingos, mitología... Lo que queráis. Seguro que no os podéis resistir.

Extensión: más o menos una página.
ATENCIÓN. "GÉNERO"
Relato
Poesía
o
Artículo.

MUY IMPORTANTE
Plazo de entrega: 
para este ejercicio la fecha inaplazable de entrega será el 6 de noviembre a las 12.00 P.M. también conocidas como del mediodía.  
Los que lleguen antes los veremos el próximo jueves 2 de noviembre en clase. 


martes, 3 de octubre de 2017

PRIMER EJERCICIO DEL CURSO 2017/18


Con un lema muy oportuno: “La palabra como puente entre religiones y culturas”.

Cada autor participante en este taller podrá escribir de este ejercicio dos relatos para esta propuesta, aunque mi opinión es que siempre es mejor centrarse solo en uno hasta hacerlo relucir con las continuas revisiones y correcciones, que presentar dos no tan acabados.

Condiciones:
—Extensión menor de 100 palabras.
—Inéditos en cualquier medio. (Cualquier medio incluye internet que es el mayor medio difusor o de difusión en este momento).
—No premiados con anterioridad en otra convocatoria.

Me los podéis enviar hasta el martes 14 de noviembre, con el fin de que aún tengamos una semana de margen para corregirlos y que cada autor que quiera participar en el concurso para el que están destinados los pueda enviar con mucha tranquilidad y sin ningún estrés.

NORMES DE PRESENTACIÓ DE TEXTOS

Característiques informàtiques 

Processador de textos Word a ser possible. Extensió informàtica: .doc o .docx 

Com posar-li nom al document : Posem que et diuen Paco Martí i escrius un text que es titula “La mar” i al cap del temps un altre que es diu “El riu”. Cal posar al document: marti-paco-1-mar i al proper marti-paco-2-riu. I el mateix per als enviats en castellà començant a contar també des del nombre 1. 

Tipus de lletra Times New Roman Pas 12. Interlineat 1’5. 

Característiques del text Extensió del text en prosa: 

De +/- 1000 a +/- 3000 caràcters si es prosa. 

Extensió del text en poema: màxim un full. 

Advertències Enviar el text com adjunt. 

No enviar el mateix text als dos professors. 

No enviar més de 2 textos de cop. Preferible un rere l’altre. 

Passar el corrector ortogràfic en CASTELLÀ o en VALENCIÀ, informàtic o humà, és a dir, es pot sol·licitar ajuda de qualsevol persona o recurs perquè els textos arriben en perfecte estat de revista als professors. 

Només s’admetrà un text per autor i per exercici. Més val un però ben revisat que molts escrits de manera precipitada. 

Els textos escrits en valencià s’enviaran només a Pasqual i els que estiguin en castellà només a Rosario. 

Correus 
 Rosario Raro 
 raro@uji.es 
 Pasqual Mas 
 pasqualmas@yahoo.es

COMENZAMOS. CURSO 2017/18. Edición número 13.




lunes, 19 de junio de 2017

PRIMAVERA DE MICRORRELATOS INDIGNADOS


ANTÍTESIS 
Samantha llora desconsolada mientras su madre se afana en consolarla e intenta hacerle entender que no es tan grave. 
Era una lástima que se hubieran manchado los bonitos zapatos de raso rosa que tenía preparados a juego con el vestido que iba a llevar esa noche a su fiesta de graduación. Su madre le dijo enseguida que entre los diversos pares que guardaba en el armario seguro que habría alguno que le pudiera servir. 
Los revisaron, pero la labor resultó infructuosa.
Al final, la madre de Samantha claudicó y le propuso hacer shopping en la hora del almuerzo. 
En otro lugar del mundo, Daniela también llora desconsolada mientras implora al dueño del almacén de calzado en el que trabaja de sol a sol pegando suelas de zapatos que no la despida por haber utilizado un poco de cola para reparar sus viejas alpargatas con las que apenas podía caminar. Este almacén es su único refugio y sustento. 
 Juana Aucejo


Vampirolandia 

Los descendientes de Nosferatu habían encontrado una razón para no morir. Atrás quedaban aquellas pequeñas ingestas de sangre no siempre voluptuosas, aquel ir y venir del sepulcro atolondradamente, aquellos ajos infames. En la actualidad se desvivían por otro tipo de extracción mucho más rentable: la del dinero fresco a una población confiada. 
Cuidaban su imagen de seriedad y rigor, en eso no habían cambiado para nada, pero en lugar de recluirse como antaño en castillos tenebrosos, vivían ahora en imponentes edificios marmóreos destinados para la succión masiva y global. Los llamaban eufemísticamente: Bancos de Inversión, Agencias de Calificación, Vamp Towers, Fondos Monetarios y otras lindezas por el estilo.   Insaciables, sus colmillos fueron afilados por los mejores maestros toledanos para el gran banquete que se avecinaba tras lograr enterrar los aborrecibles valores éticos. 
Voces indignadas se escuchaban sin cesar. Trompetas de réquiem anunciaban los temidos rescates financieros. Los chupasangres andaban rabiosos en busca de infelices a los que venderles las últimas participaciones preferentes. Los licántropos se regodeaban entre las heces de los desahucios hipotecarios. Todo era lúgubre, todo era defunción. 
En poco tiempo apenas quedaba economía en el país que no hubiera sido esquilmada hasta la última gota, ni pensión, ni sanidad, ni educación que no fuera ya privatizada. 
Desesperados, los ciudadanos de Vampirolandia en un intento último por salvar sus paupérrimos ahorros, se agolparon presos del pánico ante los bancos. Un grito escalofriante, terrorífico, desgarrador, salió entonces de sus gargantas. ¡Demasiado tarde! Las puertas estaban cerradas a cal y canto.


Jordi Viola Giner


COMUNICADO URGENTE
Lamento profundamente comunicar que, por mor del capitalismo salvaje, tus padres no tendrán una residencia de ancianos a la que ir, ni podrás atenderlos, porque estás trabajando por una miseria de sueldo. 
Lamento profundamente comunicar que, tus hijos, si los tienes, se criaránan en soledad porque estás ocupando tu tiempo en un trabajo que no te permite estar con ellos. 
Lamento profundamente comunicar que, la pobreza se está apoderando de lo mejor de ti. 
Lamento profundamente comunicar que, toda la inmensa riqueza que atesoran unos pocos, es el fruto del amor al prójimo que ha sido robado a tus seres queridos y que no les has podido hacer llegar. 
Lamento profundamente comunicar que, tu pobreza, jamás podrá saciar la avaricia, por más que te hunda en las tinieblas. 
Lamento profundamente comunicar que la avaricia envidia el amor al prójimo, lo desea y lo destruye. 
Y tengo el placer de comunicar que, nunca, nada ni nadie, podrá secar ni tu corazón, ni tu mente, ni tu espíritu.

Jordi Bonamusa

lunes, 15 de mayo de 2017

Rosa Gómez Casañ. El proceso creativo de una novela.




Sobre mí.
Me inicié en la escritura tan pronto como aprendí a leer y a escribir, durante mucho tiempo rompí mano y los papeles iban a la papelera. No tuve un maestro o mentor, mis maestros fueron los libros, ellos me enseñaron a contar historias. La filología me enseñó a comprender el proceso creativo. La pasión por contar es mi motor.

Sobre la novela.
En esta novela su autora nos introduce en el mundo personal y psicológico de las mujeres maltratadas. En ella indaga en cada uno de los aspectos de la personalidad que se ven degradados a causa del maltrato desde la imagen pública de la mujer pasando por su papel de madre, como amante del hombre que la agrede, como profesional y en su lado mental y finalmente su intuición y su espiritualidad. 
Estos aspectos van enviciándose progresivamente y quedando dañados a causa de la relación malsana que mantiene con el hombre con el que cohabita que se relaciona con ella como si fuera su posesión. 
La obra llega más lejos al no quedarse en un mero retrato de la situación, ya que desde el papel de víctima la mujer evoluciona y transita para encontrar su verdadera identidad. Desde este espacio vital encuentra la energía para ser capaz de romper todos los lazos que la mantienen unida a su agresor y rehacer completamente su vida. 
El texto muestra como cualquier mujer rota en pedazos por el maltrato puede sobreponerse a él y que su experiencia no sea un trauma que arrastra, sino que haya sido un catalizador para extraer la mejor parte de su esencia, siempre que la mujer este dispuesta a transitar el camino del encuentro con su propia fuerza interior.

Para leer también:

lunes, 8 de mayo de 2017

DIVA, la novela de Pasqual Mas, hoy, 18 de mayo a las 19.30 horas en la Casa de Cultura de Almassora









La POETA Felicidad Domínguez, Faine en la Universitat Jaume I.


Nací un día que principiaba el mes de marzo, toda yo del color rojo del fuego, los ojos perennemente abiertos, y la sonrisa vibrante del atardecer.
En mis pasos se vislumbraba la inquietud desbordante de una niña iniciáticamente precoz. Amante del arte, la cultura, y la belleza en derredor, por mis poros exudaba la necesidad del aprendizaje continuo, el condimento de puro amor.
Recuerdo mi infancia como un tesoro de valía incalculable, en un cofre donde con la llave de la imaginación podía alcanzar lo inconmensurable, ¡bendita expresión!, y sin andar todavía hablaba de corazón a corazón.
Y perseguía las letras con mi mirada, lectura tras lectura me fui forjando en mi interior.
Ya incipiente fueron mis versos; sobre el papel construí mi propio universo, y me regalé los libros que crearon después a la poeta que soy.

Sinopsis del libro: 
Me gusta pedalear atemporal con el polvo y el viento entre las nubes y los llanos, y contemplar desde arriba y desde abajo aupada a los cráteres frondosos de la existencia, cada misterio por resolver, el enigma mismo de la vida en su observancia indiscreta. ¿Habrá mayor placer? Amo las historias. Y punto. Las contadas e incontables, las humanas relaciones, humanas, que nos vinculan desde la cuna hasta fenecer. Y, sobre todo, el atrevimiento de vivir para hacer de las palabras una rima imperfecta, pero indisoluble, que nos despierte el tributo a un nuevo amanecer. Lo que no se cuenta todavía, y un día, alguien, en alguna parte, escribe bajo la piel.

jueves, 27 de abril de 2017

Decimoséptimo Ejercicio. Continuar este relato de la escritora Elena Casero



UN MAL EJEMPLO

Lleva varios días colgado de los hilos del tendedero, bamboleándose como una vela vieja. Menos mal que es invierno y el frío conserva. Lo malo va a ser cuando llueva, que nos va a poner la ropa perdida con el goteo de sus humores.
Elena Casero


CONTINUACIONES DEL RELATO 
Alfredo Fornas
[días] 
Siempre he considerado que hacer "balconing" en temporada baja es una mala idea. 
:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
[días] 
Todos los años nos encontramos con la misma estampa. Hablaré con el Ayuntamiento para que cambie la ubicación del maldito Certamen Internacional de Balconing.
::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
[días] 
Desde que atracó el banco, vivió recluido en su casa, sin necesidad de trabajar más. Se sumergía en las redes sociales, foros y páginas de Internet durante horas. En este entorno virtual se dedicaba a difamar e insultar por puro placer, por puro odio. Un día notó que su corazón se empezaba a pudrir, pero no le importó porque no sentía amor por nadie. La ponzoña se fue extendiendo por todo su cuerpo, pero no tenía tiempo. Al cabo de unos días, todo su cuerpo supuraba y eso le preocupó, porque el ratón del ordenador le resbalaba y con la lengua hinchada y llena de gusanos no podía hablar por teléfono para pedir pizzas a domicilio. Decidió orearse y se colgó del tendedero para secarse la pus, como la ropa mojada, pero aquella fue su última mala decisión. ¿Donde están los cuervos cuando se los necesita?
::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
Juana Aucejo
Ya no gotea, nadie se percata, pero poco a poco la trama del tejido ha desaparecido. Diríase que no queda nada, sin embargo, con ojo sensible, a contraluz, se puede percibir en su hueco una etérea cortina que varía su aura según el tiempo. Ha sido su castigo eterno. 
::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
Mayte Mira
A lo lejos se oyen los primeros truenos, presagiando la temida tormenta. Un viento que levanta hojas y anuncia lo que tanto temíamos, arrecia por momentos. Más nos vale recoger el manuscrito tendido a secar, pues por mucho que se airee, no nos va a traer respuestas. 
::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
Ana Expósito
Nadie lo echa de menos, nadie nota su falta. Pasan los días, y tras el crudo invierno, llega la primavera. Ahora no lo conservará el frío, y el rocío de la mañana lo impregnará con su frescura. Tal vez, en ese momento, alguien se percate de su ausencia. Lo buscará por doquier, y recordará que lo dejó olvidado, tendido en los perennes hilos del tendedero. Él seguirá allí colgado y bien conservado, gracias al frío, pero a la vez impregnado por una fresca fragancia primaveral, que nos recuerda que a veces, vale la pena airear y olvidarse de los problemas, dejar pasar el invierno para que florezca la primavera.
::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
La mujer del pescador 
Jordi Viola Giner
¡Solo faltaría eso! A buena hora se le ocurrió a mi esposo salir a pescar tiburones. Vale que lleva tiempo diciendo que debemos hacer algo para salir a flote de la situación económica en que nos encontramos y, que pescando sardinas nunca lo vamos a lograr. Pero eso de asociarse con un chino que tiene un restaurante en la ciudad y venderle las aletas del bicho para hacer sopa o los lomos para el sushi, no me parece una buena idea. Podría al menos habérmelo consultado. Para él todo es fácil, llega a casa, me trae el tiburón, lo cuelga y ¡hala! apáñate como puedas, que a mí me toca sacarle la piel, las entrañas, descuartizarlo y, lo peor de todo, soportar los desagradables efluvios que desprenden esos solicitados apéndices para el sopicaldo. No los aguanto más. Me disgusta que en este pequeño pueblo de pescadores me señalen como la apestada. Al menos las sardinas te permitían oler igual que todo el mundo.
                                                                            
::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
Eva Santafé Pejo
Eso pensó con ironía amarga el joven, cuando descubrió el cadáver. Tenía en mente el comienzo de una novela. 
De reojo había visto un reguero fino de sangre, apenas un rastro, que conducía a la parte trasera de una casa abandonada. Sabía que podía ser peligroso, pero su curiosidad venció y tuvo que seguirlo. Pese a la expectación, notó que la escena no le impresionaba. Allí vio lo que había esperado, un cuerpo inerte y pálido, que estaba amarrado al robusto poste de un tendedero. Tenía algo extraño; a la altura de su abdomen se veía un gran agujero negruzco, como si estuviera empezando a descomponerse por esa zona. Pero la putrefacción no removía tan rápidamente las vísceras. El joven tuvo que tragar saliva y hacer fuerza para no vomitar, porque lo peor eran sus órganos, colgados con pinzas a lo largo de los hilos, como una escamosa exposición de anatomía humana. Entonces decidió acercarse con pasos suaves al cadáver. Quizá pudiera identificarlo. Y cuando se encontraba a escasos centímetros del rostro, sintió una sensación gélida subiéndole por la columna vertebral. Se hizo un profundo silencio, y quiso reírse de sí mismo (“¿qué clase de paranoico estoy hecho? Lo muertos no muerden”) pero no sintió nada más cuando el cadáver abrió sus podridas fauces, que salieron disparadas hacia su cuello, y lo partieron en dos.
::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
Leonor Pla
Eso pensé al ver los primeros polluelos salir de su despanzurrada tripa de paja. ¿Dónde se ha visto un espantapájaros que haga las veces de nido? 
::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
No sé cómo los finos cables pueden soportar el peso de este mamut congelado. Deseo que tras su deshielo eche a andar hacia el polo. Lo seguiría sin dudar, después de tantas jornadas juntos, le he cogido cariño. 
:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::: 
Pero no me importa, la visión de decenas de mariposas multicolores compensará seguro las molestias de la pegajosa crisálida gigante. 
::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::  Aunque por otro lado, el hollín que desprende esta itinerante chimenea voladora me tiñe la colada dibujando formas graciosísimas.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

"Cuestionario básico" en la página Cierta Distancia de Miguel Sanfeliu

lunes, 24 de abril de 2017

Amelia Díaz Benlliure. Una historia no contada. Parnass Ediciones, Barcelona, 2017.



Amelia Díaz Benlliure 
Una historia no contada 

Parnass Ediciones, Barcelona, 2017. 

El tercer poemario de Amelia Díaz Benlliure aborda la cotidianidad del desaprendizaje a causa de la degeneración neuronal en la senectud. El poemario constituye un testimonio de cómo se niebla y desaparece el anclaje con la realidad a causa de la pérdida de la capacidad lingüística. Tras el asedio al sentimiento de marginalidad en Manual para entender las distancias (2011) y el reto compositivo especular de Tuya es la voz (2013), en esta ocasión Amelia Díaz Benlliure “narra” una vivencia que, como una enfermedad que acelera el cumplimento del futuro, es compartida hoy en día por muchos y en no pocos casos permanece adargada tras los tabúes del silencio. Nada es tan auténtico como asistir a ver la realidad desapareciendo porque las palabras no son capaces de nombrarla, ni siquiera estas acuden a la boca para convocar la magia del lenguaje. Lo que no puede ser nombrado se borra de nuestra visión —“¿Dónde se esconden los recuerdos…?”, se pregunta—, porque vemos con las palabras y sí, hay cegueras que nos condenan al mutismo de una clausura sobrevenida. 

 La poesía de Amelia Díaz Benlliure atestigua el silencio: su llegada, su conquista, su estrategia para sepultar en vida a quien le acecha. La poetisa es testigo de todo ello y no rehúye el pudor de enfrentarse a la situación a pesar del parentesco sanguíneo que la une con el “personaje” que protagoniza la “tragedia”: “Mi madre duerme y es una niña”. ¿Cómo vencer a un destino que nos deteriora y cuyo límite es la aniquilación? No hay respuesta. Y no porque esta no se pueda intuir, sino porque el tiempo devora las palabras y ni la luz amarilla de los ojos es capaz de convocar un sortilegio que nos arranque de las fauces de un presagio que todo lo nubla. 

 Poco a poco, el tiempo convierte a los hijos en cuidadores de sus padres inmersos en una regresión tiránica que les vence. De ahí que Amelia Díaz se lamente y reproche al pasado no haberla preparado para lo que le podía caer encima. La queja se centra en su madre: 

Que te volviste mi niña en una historia no contada, 
que en mis noches infantiles olvidaste prepararme para ser tu madre, madre. 

 Y en este mensaje enfrenta al “madre”/personaje con el “madre”/vocativo; la primera no habló cuando pudo –enmudecida por la imposibilidad de acertar el futuro—, la segunda no contesta ahora —cercenada la palabra por la decadencia neuronal. 

 Afirma Benedetti que el futuro está “cargado de memoria”, pero, ¿qué ocurre cuando esta es silenciada? Nada queda sino un regreso paulatino a lo que fuimos, a la niñez incluso, aquella en la que los esfínteres eludían la disciplina de la domesticación. “Regresión”, lo llaman las modernas polianteas: y no es más que silencio. 

Amelia Díaz Benlliure se adentra en un lenguaje cercano al de la “mística”, pero laica, naufragando en el proceso de lo inefable. Allí donde Juan de la Cruz no encuentra palabras para comunicar una unión navegable en la deidad, Amelia rema en un desierto gobernado por la ausencia de palabras que expresen una filiación que une tanto que convierte a la hija en madre, en madre de la que fue su propia madre. San Juan ve en la fusión Dios/alma lo que aquí es madre/hija, y si en el santo el alma es hija de Dios que regresa a Él, aquí ocurre otro tanto, aunque instalándose en lo terrenal, claro. Ambos procesos, tras la nebulosa “gris” del desaprendizaje, del alejarse del lenguaje, acaban en una unión que es un regreso, aunque uno se “venda” como gozoso —un éxtasis— y el otro como una claudicación —un descenso infernal— que cierra un círculo. 

PASQUAL MAS

Más información sobre este libro y la autora:

lunes, 3 de abril de 2017

Paloma Catalán, alumna del Taller de Escritura de la Uji, gana el concurso semanal de microrrelatos de Radio Castellón.



Centró su esfuerzo 

Centró su esfuerzo en las diminutas letras negras que tenía delante. Si se concentraba lo suficiente podría conseguirlo. Tan solo necesitaba unos segundos más y todo habría terminado. Sabía que podía hacerlo. Sulfato de sodio, ácido glicólico, parabenos. Ya casi lo tenía, un poco más de esfuerzo… ¡Sí! Ya estaba. Volvió a dejar el champú sobre el plato de ducha y tiró de la cadena.

 Audio del programa

sábado, 1 de abril de 2017

Decimosexto Ejercicio. PLAZA MAYOR DE MADRID.


PLAZO: hasta el 15 de mayo de 2017 

EXTENSIÓN: un máximo de 100 palabras más un título que no exceda de las 10. 

TEMA: la temática del certamen girará en torno a la Plaza Mayor de Madrid con motivo de la conmemoración del cuarto centenario de su construcción. De esta forma, en los textos presentados a concurso tendrán que aparecer en al menos una ocasión las palabras “Plaza Mayor”, juntas y en ese orden. 

Se podrá presentar un máximo de dos microrrelatos. 
Más información en las BASES

Ejercicio Decimoquinto. UNA NOCHE DE VERANO

PLAZO: 24 de mayo

EXTENSIÓN: máximo 200 palabras en el cuerpo del relato, incluido el título.

TEMA:  “Una noche de verano”. 

JOSEPH NOEL PATON
Estudio para "La disputa entre Oberón y Titania" (Study for The Quarrel of Oberon and Titania, ca. 1849) 

Más información en las 

viernes, 31 de marzo de 2017

Presentación de la editorial "La máquina que hace Ping!"



Viernes 7 de Abril a las 22:00 
en La Bohemia, C/Ciscar, 14 (Castellón)  

No todos los días se presenta un libro cuyo prólogo es de Michael Palin, de Monty Python.

¿Has visto alguna vez una presentación literaria con guerra de almohadas? (Hay que llevar almohada propia).

Quedará demostrado científicamente que no todo es literatura en el mundo de la literatura. 

Actos así sientan bien. Las endorfinas es lo que tienen. 


Más información en: www.lamaquinaquehaceping.com


martes, 28 de febrero de 2017

Ejercicio Decimocuarto: AMOR, AMOR.

                                                     Imagen de Paula Catão: Magic Fly

ATENCIÓN: GÉNERO EPISTOLAR.
Hasta el 31 de marzo. 

• El trabajo presentado debe mantener la estructura de una carta: Saludo, cuerpo y despedida. No se admitirán relatos cortos, poemas u otro tipo de expresión que sea no misiva.
• Trabajos presentados a doble espacio. • Máximo de dos páginas.
• Letra TIMES NEW ROMAN, tamaño 12.
• Respetar márgenes (derecho, izquierdo, superior e inferior).
• La carta debe contener un Título.
• Correcta expresión ortográfica.
 • La carta presentada debe ser original, no puede haber estado seleccionada o publicada en otros concursos literarios.
 BASES

Ejercicio decimotercero: EN 20 LÍNEAS.

Imagen de Paula Catão: Magic Fly

PARA QUIENES PREFIERAN LOS HIPERBREVES. 
Plazo de entrega: 31 de marzo.
Características
 • Tema libre.
 • La extensión máxima del relato será de 20 líneas en letra Times New Roman, cuerpo 12, escrito en español.
 • Cada autor o autora podrá presentar un máximo de 3 relatos.
 • Podrán presentarse obras individuales o colectivas.
 BASES

jueves, 23 de febrero de 2017

lunes, 20 de febrero de 2017

Duodécimo Ejercicio. Ficciones breves en El Sauzal.


Requisitos del relato:
—Tema libre. 
—Menos de veinticinco líneas sin contar el título. (A doble espacio y con fuente Times New Roman tamaño 12). 
—Plazo: hasta el 7 de abril. 
—Máximo de dos relatos. 
—Por correo electrónico los archivos se adjuntarán en pdf. 
—Se publicarán en el blog creado al efecto. 

Más información en:


miércoles, 8 de febrero de 2017

María García-Lliberós en el Taller de Escritura de la Universitat Jaume I


Jueves 16 de febrero de 2017. 18.00 horas.


María García-Lliberós

Más información sobre la autora en:

Licenciada eAlgunas de sus obras más recientes